Blogia
noticias

El Trofeo de Futbito de Porcuna cumple 25 años de edad

El Trofeo de Futbito de Porcuna cumple 25 años de edad

El equipo de Casa Andrés de alza con el título este año. 

Con una fiesta por todo lo alto en el salón Inmapi de la localidad se celebró ayer la clausura del XXV Trofeo de Futbito “Ciudad de Porcuna”, aunque la de este año fue algo especial por celebrarse las bodas de plata de este peculiar torneo. La fiesta comenzó con la llegada triunfal de los campeones, el equipo de Casa Andrés, en un remolque tirado de un tractor con vítores y cantos a su proeza. Andrés Salas Ortega, alma mater de esta competición fue el maestro de ceremonia de la entrega de trofeos y regalos, donde resaltó los valores del trofeo y sus 25 años de historia. “Veinticinco años dan para mucho hablar de esta competición de aficionados en las que las anécdotas, historias, rivalidades, piques y polémicas se suceden, aunque el compañerismo y la amistad son las características de esta familia deportiva”, comentó Andrés. Hizo un homenaje a los jugadores más veteranos del torneo y nombró a los tres que todavía en activo han jugado ininterrumpidamente el trofeo desde sus inicios: José Casado, el “Niño” Morente y José Ramón Casado. Asimismo señaló a Juan Pastillas como árbitro, y Luis Torres, Manrique Valenzuela y Alfonso Jiménez, como jugadores primero y árbitros después, que también llevan los 25 años de historia del trofeo a sus espaldas. “Incluso ya han jugando conjuntamente dos generaciones, donde padres e hijos han llegado a competir al mismo tiempo”, detalló Salas Ortega en su discurso.
La alcaldesa de Porcuna, Ana María Moreno, entregó el trofeo al conjunto campeón, y las diversas firmas comerciales hicieron lo mismo con los restantes equipos. Llamativo fue el trofeo del marrueco, premio especial para el último equipo clasificado que recayó este año en Flexibles, que consistió en la donación de un marrueco (calabaza) a cada uno de los jugadores de este conjunto.  

La competición de este verano.- La competitividad y la disputa del campeonato hasta los últimos encuentros han sido las notas dominantes de esta edición. Tras más de dos meses de competición, el día 20 de agosto concluyó el torneo de este verano en la que han participado alrededor de 100 jugadores enmarcados en los ocho equipos participantes: Flexibles, Moreno y Madueño, Caldegama, Construcciones Juan Manuel, Electricidad Gonzalo, CCCA, Peor Imposible y Casa Andrés, campeón del Trofeo este año. El presupuesto ha rozado los 6000 euros donde el patrocinio ha corrido ha cargo de los mismos jugadores y firmas comerciales que los avalan sus equipos, más una subvención del Ayuntamiento de la localidad, aún por determinar. Las cabezas visibles de la organización actual son Manuel Gutiérrez, Gonzalo Casado y Andrés Salas, los cuales aseguran que a falta de fútbol, es la única alternativa deportiva en Porcuna, donde la misma inercia de su historia y organización hace que este torneo perdure y sobreviva en el tiempo, aunque se quejan de que no esté potenciado por administración alguna. También aseguraron que “esta idea deportiva no solo se ha importado a varios pueblos de la comarca, sino que ha transcendido a nivel regional y nacional, donde muchos torneos aparecidos hace poco tienen unas normas casi calcadas a las que se inventaron en el municipio hace 25 años”.

 

Historia.- El Trofeo Futbito nació cuando un grupo de amigos desilusionados por el fracaso de la Selección Española de fútbol en el Mundial del 82 y hastiados del fútbol televisivo veraniego decidieron ponerse ellos mismos las botas para poder disfrutar del fútbol en los veranos calurosos y sedientos del pueblo. El éxito fue inmediato y caló en los jóvenes y menos jóvenes de la población. Tuvo que inventarse un reglamento y una organización de equipos y árbitros para que este proyecto no se quedara en un sueño irrealizable. Organizado por un grupo de amigos y aficionados al deporte del balón y sin una normativa legal deportiva ni federación que les cobije, pocos eventos deportivos de esta índole logran sobrevivir tanto tiempo en un pueblo como Porcuna. Un caso único en el mundo del deporte aficionado y de ocio.
También nos recuerda que este torneo ha sido cantera del Atlético de Porcuna Club de Fútbol y entre las diversas y divertidas anécdotas, Salas Ortega, recuerda una curiosa de hace seis años, cuando un inmigrante marroquí, Abdelaziz, que residía de manera ilegal en el pueblo quiso jugar en el torneo, pero el reglamento del mismo se lo impedía al no cumplir los requisitos de inscripción, a saber, haber nacido o estar empadronado en el pueblo, estar casado con una hija de Porcuna o ser hijo de paisano. Tal fue el interés de este inmigrante por jugar que legalizó su situación y se empadronó en el pueblo en un tiempo record. Más tarde fue fichado por el Atlético de Porcuna.


Normas.- El trofeo se desarrolla durante todos los fines de semana entre junio y agosto, jugándose los sábados por la tarde y domingos por la mañana en el campo de fútbol municipal. Se juega en la mitad de un campo de fútbol convencional, con porterías de medidas especiales, 2 metros de alto por 3 de largo, y con 8 jugadores por equipo en la contienda deportiva. El campeonato se divide en dos fases. Una primera, en la que los equipos juegan una liga de todos contra todos y una segunda fase donde se forman dos liguillas: una entre los cuatros primeros clasificados de la primera fase, que optan al trofeo y otra entre los cuatro últimos clasificados de la primera fase, los cuales evitarán el “marrueco”, trofeo especial para el último clasificado.

Álbum de fotos

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres