Blogia
noticias

Las empresas pirotécnicas confían en que este verano no haya incendios para levantar el vuelo

Noticia extraída de Terra 29/05/06

2005 fue un año duro para las tres empresas de pirotecnia que existen en la provincia. Un verano plagado de incendios, algunos tan dramáticos como el ocurrido en Guadalajara, donde murieron 11 personas y se quemaron 12.000 hectáreas, afectó directamente a este sector que a partir del mes de mayo y hasta aproximadamente septiembre, vive su temporada de mayores ventas. Y es que es en esas fechas cuando se celebran la gran mayoría de las fiestas locales o romerías, que representan gran parte de la clientela de este negocio.

Ahora llegan de nuevo esas fechas y, en esta ocasión, los empresarios se muestran más confiados con que la normativa no vuelva a influir en los ingresos de sus empresas. 'Parece ser que este año no ocurrirá lo que el anterior. La alarma social que provocaron los fallecidos de Guadalajara hizo que la administración dijera sistemáticamente que no a todo. Se agarraron a la Ley de Montes de 2001 que establece que no se puede introducir maquinaria que que genere chispa en una zona forestal y consideraron que los cohetes son maquinaria', dice José Manuel Sánchez, gerente de la empresa Pirotecnia Sánchez, en Martos, y presidente de la Asociación de Pirotecnia en Martos.

Por estos motivos, el verano pasado este sector llegó a generar unas pérdidas en la provincia de en torno a un 15 por ciento. Aunque en algunos casos particulares, como el de Pirotecnia Hermanos Sánchez Guirado, en Porcuna, las pérdidas llegaron incluso al 30 por ciento en un año que además fue trágico para la familia que dirige esta empresa. 'Pasó lo que pasó en Guadalajara y nos cortaron a todos con el mismo patrón', dice Miguel Sánchez, unos de los propietarios de la empresa.

Así, a día de hoy, la normativa establecida, según fuentes de la delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, es que en época de riesgo, es decir, durante los meses de verano, no se permite que se lancen cohetes a menos de 400 metros de una masa forestal. Lo que significa, según José Manuel Sánchez, que este año 'sólo hay 10 pueblos que en los que no se van a poder organizar fuegos artificiales'. Todos ellos pueblos incluidos dentro de lo que se cataloga como zona forestal.

Lo que no quita que otros ayuntamientos de la provincia renuncien también a este tipo de espectáculos para 'quedar bien ante el votante', según dice el gerente de la empresa marteña.

Y es que una de las quejas de este sector, que coincide con las administraciones en que la normativa debe ser estricta, aunque no tanto, es que son ellos quienes más conocimiento tienen de cómo manejar la pólvora y quienes saben cuándo hay relamente riesgo y cuándo no. 'La normativa es muy estricta, pero nosotros somos más estrictos todavía porque somos profesionales y trabajamos directamente con la pólvora. Ellos están sentados en sus despachos', dice el propietario de Pirotecnia Nuestra Señora del Lorite en Lupión, Manuel Pérez.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres