Blogia
noticias

Rescatado el búho real que murió electrocutado en un tendido eléctrico

Rescatado el búho real que murió electrocutado en un tendido eléctrico Ayer martes por la mañana, dos operarios de Sevillana-Endesa rescataron al búho real que murió electrocutado días atrás en un tendido eléctrico de cruceta, localizado en el paraje de los Cepillares, cerca del camino de Pantagrama, en el término municipal de Porcuna, y que fue encontrado por un vecino de la localidad. Avisados por Medio Ambiente, los operarios de la compañía eléctrica ayudados de una larga pértiga desprendieron a la rapaz, la cual quedo colgada en la cúspide de la torreta cuando se electrocutó. Estuvieron acompañados por el técnico medioambiental, Félix Castro Burgos, que una vez recuperado el búho levantó la correspondiente acta del suceso. El ejemplar del ave rapaz nocturna más grande que existe presentaba a simple vista heridas superficiales en las alas y por su estado llevaría pocos días muerto. Al cadáver del animal seguramente se le realizará la necropsia y posteriormente será estudiado e investigado por expertos, según explicó Félix Castro.

Por la cantidad de restos de aves, tanto rapaces como córvidos, que se encuentran esparcidos en la base de la torreta, este accidente no es el único que ha producido la instalación, que es la única de la zona que tiene el defecto de terminar en cuadrado en su cúspide, con el aislante del cable en uno de sus lados, por lo que los otros tres lados quedan libres y con amplio espacio que invita a las aves a posarse allí, convirtiéndose en una trampa mortal. Según los operarios de Sevillana-Endesa este “punto negro” será corregido en breve con una instalación adecuada libre de peligros para la avifauna del lugar. Los cables serán puenteados y se colocará en el centro una nueva cruceta tipo “gitanilla” (como las colocadas en la sierra de Andujar) donde los cables pasarán por debajo. “Además será reforzado con múltiples aislantes para que las aves que lo utilicen como posadero y apoyo no tengan peligro de herirse o electrocutarse”, asegura uno de los operarios. El tendido eléctrico en cuestión, de media tensión (25.000 voltios), forma parte de la línea eléctrica que discurre entre Porcuna y la aldea de Alharilla.

El problema es mucho más grave de lo que se cree. Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y WWF/Adena alertan, en sus páginas web, sobre la gravedad de la mortalidad de aves en tendidos eléctricos y reclaman al Ministerio de Medio Ambiente que apruebe el decreto sobre tendidos y protección de la avifauna. Aseguran que “cada año decenas de miles de aves, más de 30.000 según los cálculos menos pesimistas, mueren por electrocución o colisión contra los tendidos eléctricos”, a pesar de que “las estrategias y los planes de recuperación del Ministerio de Medio Ambiente y de las Comunidades Autónomas recogen desde hace años como medida urgente la remodelación de las torretas y la señalización de los cableados en las líneas eléctricas más peligrosas”. Por lo que concluyen que “no se está haciendo como debiera” y mientras tanto los tendidos eléctricos junto con los venenos “vuelven a ser la primera causa de mortalidad de aves”, muchas de ellas en peligro de extinción.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Fabiola Pech Beltran -

En primera: me gustaria que las autoridades de los lugares en donde se presentan estas situaciones sean un poco mas responsables de sus localidades y que empiecen a tomar consiencia de que tambien los animales son seres vivos. CUIDENLOS!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres