Blogia
noticias

El agua llega al pueblo después de casi cuatro días sin suministro

El agua llega al pueblo después de casi cuatro días sin suministro Alivio en la población. Ese bien escaso, llamado agua, fluía ayer desde las primeras horas de la mañana, por la red de abastecimiento del municipio de Porcuna, después de más de tres días consecutivos de cortes debidos a una avería, ya subsanada, ocasionada por las tormentas del fin de semana pasado, según la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir
Cuando estaban a punto de saltar las alarmas sociales en el pueblo, el líquido elemento hizo su presencia, a lo largo de la mañana y durante todo el día, en las tuberías y grifos de los hogares porcunenses llenando poco a poco los secos depósitos y aljibes familiares, para consuelo de bastantes vecinos de la localidad que estaban en penosa precariedad por la falta de tan preciado líquido. Especialmente penoso ha sido los efectos en la residencia de ancianos con una falta de higiene constante durante estos días, donde el agua es un componente necesario a todas horas del día. En el IES de Porcuna ya comenzaban a despedir olores insoportables los servicios higiénicos y en algunas empresas han estado a punto de cerrar sus puertas. Aguas Jaén ha suministrado garrafas de agua potable al centro de salud para su mantenimiento y funcionamiento. Por su parte el Ayuntamiento, ha estado constantemente informando al pueblo con la megafonía de los coches patrulla de la policía local sobre la situación concreta de los camiones cisterna que repartían el agua a los ciudadanos. También en garrafas se ha portado agua de las fuentes del pueblo para la limpieza y obras municipales.
Aparte del suministro de emergencia a base de camiones cisternas realizado por Aguas Jaén, cada cual ha tenido que buscarse la vida en estos días para tener en sus recipientes domésticos un poco de agua. Se han tenido que revivir momentos de épocas anteriores, con largas colas de espera para llenar garrafas, cántaros y botellas, en los tanques cisternas y en algunas fuentes del municipio. Y los pozos, en las viviendas que disponían de él, ha sido un gran aliado para disminuir las efectos de los cortes. De igual forma los establecimientos de alimentación se han visto desbordados en la demanda y ventas de agua embotellada. Compra de agua en los super

Reacciones.- Una vecina opinaba que "debemos mirar más por el gasto y empleo que le damos al agua y que nuestros políticos deben ponerse las pilas para no dejar a la población a expensas de un solo y enorme camión cisterna que no puede entrar a todos los barrios del pueblo". Otro vecino expresaba que "es urgente poner en servicio el nuevo depósito municipal situado en la Cabra Mocha que hubiera suavizado en gran parte esta accidental sequía". En general, por los comentarios que se han oído estos días por el pueblo, lo que no comprenden la mayoría de los porcunenses indignados es cómo se ha tardado tanto en arreglar la avería, así como, la lenta o nula actuación de los organismos competentes para paliar sus efectos y la desinformación sobre las causas reales de la rotura, dudando de la versión oficial.

Solución.- Ahora toca hacer balance, sacar conclusiones y aprender para intervenir de una manera más eficaz en la próxima rotura de la red. El problema de fondo de estas reiteradas roturas (como avanzaba ayer el Diario Jaén) es la antigua y obsoleta red de abastecimiento desde el pantano del Quiebrajano-Víboras hasta las localidades que suministra el agua potable, donde todos los veranos, por una causas o por otras, los ciudadanos de la comarca sufrimos los efectos de la continuas averías que se suceden. "La dificultad está en el diámetro insuficiente de la red general del Quiebrajano para enviar a las poblaciones el caudal de agua necesario en épocas punta, como suele ser el verano e invierno en época de recolección y molturación de la aceituna. Además esta red general construida en fibrocemento provoca constantemente roturas y filtraciones al no soportar el volumen y presión de agua necesarios. Por lo que la solución vendrá en un futuro con una nueva red general construida con materiales y técnicas más resistentes, como es por ejemplo las tuberías de fundición", así lo comentaba, hace aproximadamente un año, Luis Carlos Funes, anterior alcalde de Porcuna.
Es lo que demandan desde hace tiempo los alcalde de la comarca, pero esto no se ha solucionado por la confrontación política habida entre el anterior gobierno del PP con el autonómico del PSOE. Ahora que están pasadas las competencias de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir a la Junta de Andalucía, y el gobierno central es del mismo signo que el andaluz no debe haber impedimentos para acometer las intervenciones necesarias que saneen la citada red de una vez por todas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres